Producción Integrada

Utilizando productos ecológicos, depredadores naturales y químicos solo a última necesidad y siempre y cuando esté autorizado para el fresón y en los plazos de seguridad.

Casi dos millones de kilos de fresones salen cada año de Valsequillo con destino a consumidores de dentro y fuera de la isla. Y no es raro encontrar en estas fincas, cuando practican una agricultura integrada, la presencia del  Bombus Canadiensis, o como es conocido en Canarias “abejorro de culo blanco”.

Y el chinche del tajinaste también trabaja aquí, comiendo trips, el insecto que daña los fresones. Por eso, los fresones aquí “lucen lustrosos, con abejorros, abejas, tajinastes, ajos y las manos sabias de los agricultores velando por su calidad”, en palabras del periodista Gaumet Florido, que con frecuencia recorre los campos de la zona.

fresa mano

Ya adivinamos que, llegados a este párrafo, tienen algunas preguntas. “¿Ajos?”. Se plantan entre los fresones para ahuyentar algunas plagas. “¿Se pueden visitar los campos de fresones de Valsequillo?”. Claro, desde escolares de la isla a turistas alojados en hoteles realizan excursiones y el Ayuntamiento organiza visitas guiadas. “¿Están buenos esos fresones?”. ¡Venga y pruébelos!